108 Saludos al sol

Agradeciendo la oportunidad que tengo de poder compartir otra experiencia maravillosa que el yoga me regala.

En este camino de crecimiento y aprendizaje, la vida es un continuo movimiento, una experiencia de cambios, una danza sutil entre lo físico y lo mental, entre el consciente y el inconsciente.

En esta ocasión, experimenté la práctica de los 108 Saludos al Sol, donde aprendí mucho de mí misma y de los demás. Es la sensación de sentirte conectada con el universo, con tus compañeros, contigo misma. Sentirse en la gloria…

Gracias a la iniciativa de Mabel y César, se creó ese momento mágico donde amigos y compañeros de yoga nos reunimos un domingo por la mañana en la playa de la Barceloneta con la intención de compartir, sentir, aprender y sobretodo disfrutar esta práctica que en muchos lugares se suele practicar cuando comienza la primavera, época de cambios y renacimiento de la energía solar. Esta era mi primera vez, como también lo fue para otros compañeros.

Sentí miedo, lo que me llevo a tener pensamientos como: No voy a poder, son demasiados saludos y mi cuerpo no podrá, terminare arrastrándome, será larguísimo, estaremos como 3 horas, qué vergüenza no podré terminar y mis compañeros verán que no pude……. Como veis, muchos pensamientos de boicot ante una situación nueva, es lo que suele pasar cuando te enfrentas a un reto o una situación que sales de tu zona de confort. Pero llámame masoquista o cabezona que yo aun así, fui. Se dice que en esta vida no se gana ni se pierde, se disfruta o se aprende. Por lo pronto cualquiera de las dos opciones valía la pena vivirlas.

Esto es lo gratificante de experimentar, que la realidad no tiene nada que ver con lo que tu mente te puede hacer creer. Ese día las condiciones climatológicas no eran las más alentadoras, estaba nublado y había mucho viento, la ropa para algunas se nos había quedado corta, habíamos previsto más calor… Aun así, nada de eso fue un motivo para perder la  ilusión o la motivación…

 

Entre todos los que éramos  conocidos y no conocidos nos apoyábamos antes de empezar. Y llega el momento de comenzar, un poco de nervios y de ego, cuestionando el resultado. Jeff da comienzo a la ceremonia, cantamos los mantras y César nos guía en la práctica. Al principio me costó, tenía la mente en lo externo, que si el frío, que el viento, luego pasé al futuro, ¿Llegaré?  ¿No llegaré? Luego ya me deje llevar, comencé a sentir una meditación en movimiento  hasta que de repente llegó ese momento mágico que todos éramos uno, nos sincronizamos entramos en trance y ya no importaba nada…ni el frío, ni el viento, ni cuantos habíamos hecho, ni cuantos nos quedaban….Todos juntos fluíamos a un mismo ritmo… Fue tan bonito… Recuerdo la sensación cuando terminamos el saludo 108 de pensar: Ya está?  Se me había pasado tan rápido….. y  en ese instante todos nos abrazamos felices por lo que habíamos creado, lo que habíamos vivido, la emoción también se hizo ver en algunos de nosotros…Por  descubrir que fuimos capaz de hacerlo.

Ante tal experiencia sentimos que esto es algo para compartir, para invitar a todos a sumarse a conocerse mejor, a dejar de lados las ideas limitantes y descubrir por ti mismo de lo que eres capaz siempre que decidas hacerlo. Y no solo eso, sino que además estarás ayudando a otras personas que por circunstancias de la vida se encuentran en una situación de necesidad.

Si algo en ti resonó y simplemente quieres probarlo, aquí debajo te dejo los enlaces de las cuentas de las redes sociales donde iremos anunciando las nuevas fechas para los próximos 108 Saludos al sol Bcn.

www.108saludosalsolbcn.com

Namasté a mis compañeros

Cesar caldera, Mabel, Ana Britos, Raquel Sanchez, Manuela, Leyla, Maria, Jeff, Laura 

Fotos by Xavi Moya 

Escrito por

Natalia Melina Evangelista

Editor of the Section: Una yogini del siglo XXI | Yoga Teacher | Fashion Stylist

 

Deja un comentario

comments

Publicado en Practicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *